Tu evolución y desarrollo  como profesional no cesa, el mundo cambia a marcha rápida y eso lo hemos experimentado con creces los últimos meses, ¿verdad? Pero ¿hacia dónde avanzamos como profesionales? Nuestro deber si queremos seguir siendo empleables, es preguntarnos si el camino que teníamos trazado sigue siendo válido o no y en todo caso conocer qué podemos mejorar.

El ritual del “girasol”. ¿Sigues buscando tu vitamina E?

El girasol modifica su ritual diario en función de su edad. Si es joven seguirá al Sol desde su salida hasta su puesta. De esa manera consigue captar toda la energía necesaria para crecer. Cuando ya se trata de un girasol adulto deja de girar, se limita a levantar y a bajar la “cabeza” cada día. Lo hace porque ya tiene toda la vitamina E necesaria para dar su fruto. El paralelismo con nosotros como profesionales lo vemos si pensamos en cómo actuamos en el entorno laboral. ¿Seguimos buscando energía constantemente? o por el contrario ¿ya nos creemos girasoles adultos y nos limitamos a subir y bajar la cabeza dando por sentado que nuestra vitamina E, nuestra experiencia y bagage, ya nos van a servir para el resto de nuestra carrera profesional?.

Cuando el día se nubla.

Cuando amanece un día nublado, el girasol se desorienta. Busca a sus compañeros girasoles para ver si entre uno y otro pueden sumar energía. A los profesionales nos ocurre algo parecido. Cuando vivimos momentos de incertidumbre, momentos que creo que ahora ya sí serán nuestro día a día habitual, lo ideal es tener una base sólida de compañeros de viaje profesional con los que sumar valor. La vitamina E es un gran antioxidante, ¿sabes qué o quiénes son tus vitaminas E para no oxidarte como profesional?.

Marca y desarrollo profesional. Necesitamos un suelo fértil.

Para reorientar nuestros servicios o productos, o “simplemente” para seguir siendo “profesionales atractivos” necesitamos saber dónde pisamos. El girasol para crecer y dar fruto necesita de un suelo fértil. Nosotros también. Preparar nuestro entorno y cuidarlo aunque pensemos que no nos hará falta. Nuestro entorno es la suma de nuestra red de contactos ,de nuestra marca personal y nuestra estrategia para seguir estando al día de las novedades de nuestro sector.  Por ello ,conocer qué imagen se percibe de nosotros, cultivar el networking y estipular correctamente nuestro entorno de aprendizaje es un must para el profesional del S.XXI. Te recuerdo que nuestra marca y desarrollo profesional depende de nosotros. Hagámosnos responsables de ello.

Seamos girasoles adultos sin perder el ritual de los jóvenes. Pongamos en valor toda nuestra experiencia sin dejar de seguir a nuestro Sol. Seguir siendo profesionales de valor requiere constancia y también estrategia. Seguir aprendiendo cada día, tener los ojos abiertos a los cambios que vienen y saber lidiar con la incertidumbre. No nos engañemos no podemos preparar para lo que viene, porque no sabemos lo que viene. Lo que sí está en nuestras manos es trabajar nuestra tolerancia hacia lo incierto y abonar bien nuestro terreno para crecer fuertes y superar de la mejor manera esos “días nublados” que se avecinan.

 

Si te apetece seguir leyendo, compartiendo, sumando sobre esta cuestión y muchas otras relacionadas con el desarrollo profesional y la marca personal te invito a darte de alta en el apartado de “profesionales” de mi web. En @personasconmarca seguimos aportando valor para el desarrollo del profesional.

Gracias por leer.

 

 

 

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar